“UN REGALO DEL 6 DE ENERO” (Shakespeare para tod@s) La crítica de Sandra Dominique

Sandra Dominique, dramaturga y actriz, nos envía esta crítica de Noche de reyes. ¡Muchas gracias!

Noche de Reyes. Texto original: WILLIAM SHAKESPEARE. Traducción y dramaturgia: DIANA I. LUQUE. Dirección: ROSA FERNÁNDEZ CRUZ. Asistente de dirección: DANIELA DARDANELLI. Interpretación: EVA BOUCHERITE, ADA FERNÁNDEZ, ROSA CLARA GARCÍA, BORJA FLOÜ, CHETE GUZMÁN, NACHO VERA. Diseño de escenografía y vestuario: DAVID PIZARRO. Asesora artes circenses: TINA LORENZI. Diseño de iluminación: DAVID P. ARNEDO. Composición musical y arreglos: PEDRO ESPARZA

“Si por algo vamos al teatro, es para rescatar a ese pequeño soñador que tod@s tenemos dentro desde la infancia. Para que nos cuenten historias y creérnoslas, y sentirnos transformados durante un par de horas en virtud de lo que nos han hecho vivir. En cierta forma, vamos para creer.

Imagen

No es tarea fácil, –hoy que vemos tanto, que nos hemos acostumbrado a saber hasta lo que no sabemos, y anticiparnos a cualquier conato de discurso por miedo a perder el tiempo– tener el atrevimiento de meternos en un teatro a contarnos una hermosa historia de viaje con naufragio, con hermanos separados por la fatalidad, cambio de identidades y final feliz. Pero la dificultad no estriba en atreverse, sino en hacerlo contagiándonos de algo que sin duda está presente en la labor de esta compañía: El amor por el teatro, y por su cualidad transformadora.
Con una construcción escenográfica que nos invita al juego, Coarte evoca la pista de un circo de una época sin determinar, arropada por un vestuario con algunos guiños al teatro isabelino, pero también a un imaginario circo de principios del siglo XX, lugar donde se desarrollará la conocida trama de Shakespeare. De la misma, Diana Luque ha sustraído toda la nobleza de sus habituales duques, condes y reyes para llevarnos al maravilloso mundo de los trapecistas, payasos y jefes de pista, que son los verdaderos artesanos de la ilusión, como lo son aquí sus estupendos actores, que con verdadera humildad se ponen al servicio de la fábula y le aportan cada uno lo mejor de sus talentos (acrobacia, vis cómica, clown, mimo…) para que el público comparta su enorme disfrute durante la duración de la pieza, que es mucho.
La labor de Rosa Fdez. Cruz con el ritmo que imprime a la pieza es sin duda la de alguien que conoce muy bien cómo se cuenta una historia.
El hecho de ver a un montón de niños pre-adolescentes con una atención exquisita viendo el espectáculo es sin duda el mejor garante del trabajo bien hecho, porque a ellos no se les engaña. Durante el descanso de cinco minutos resuena en el aire la frase “mi reino por un caballo” recién pronunciada por uno de los actores en una estupenda escena metateatral de homenaje a Shakespeare, y más tarde repetida por un chaval en la fila de delante con verdadera alegría.
Lástima la falta de quórum en el patio de butacas. Ahora toca reflexionar por qué la gente prefiera gastarse el dinero de la entrada en tres cañas en una terraza, o acudir al teatro sólo para ver las caras conocidas de la tele en montajes espantosos pero producidos en teatros públicos o por grandes productoras. Creo que al público le toca un esfuerzo crítico en estos momentos, para empezar a desbrozar la enorme maraña de no-cultura con disfraz de gran producción, y empezar a asistir a espectáculos de calidad, aunque no sean en grandes salas y con caras famosas."

Sandra Dominique

Dramaturga y Actriz

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s